Creación de joyas artesanales y piezas únicas con piedras preciosas y minerales - Yolanda Domínguez Joyeros
JSG_6679.JPG

La piedra como elemento dinamizador de la joya

Al igual que nos gusta engalanarnos desde tiempos inmemoriales con todo tipo de ropas, adornos y complementos, en alta joyería nos gusta que nuestras joyas tengan piedras naturales, ya sean piedras preciosas o semipreciosas, que decoren y el otorguen todavía más personalidad las joyas y a quien las lleva puestas.

Las piedras naturales se tallan y moldean para obtener piezas para joyería, además de para ropa u otros complementos, algunas piedras llevan procesos de calentamiento u otros tratamientos para preservar o dar más luminosidad a sus colores, pero cuando hablamos de piedras naturales, es porque no llevan ningún tratamiento.

En Yolanda Dominguez Joyeros trabajamos con piedras naturales como son los rubíes, los diamantes, las piritas, las esmeraldas o el cuarzo, entre muchas otras, como podréis ver en nuestro catálogo de joyería, tenemos tanto piedras preciosas como piedras semi preciosas en nuestras joyas.

Al encargarnos de la venta de joyería exclusiva y de joyería personalizada, es más que habitual encontrar este tipo de joyas en nuestra joyería en Zaragoza.

Además de las joyas de las mejores marcas y colecciones de joyería, en Yolanda Domínguez Joyería creamos tus joyas personalizadas con piedras naturales, a través de un moderno sistema 3D.

Para crear vuestras joyas con piedras naturales, seleccionamos las gemas, minerales y cristales de acuerdo con vuestras preferencias y gustos y diseñamos para cada joya y piedra un montaje específico y único. Diseñamos la joya en 3D, pudiendo adaptarla a los gustos del cliente de forma rápida y ágil, podemos cambiar la piedra natural y observar como con cada cambio, la joya toma una personalidad distinta.

Una vez que la joya está a gusto del cliente, le damos forma en cera, es decir, creamos un prototipado en cera, para que nuestro cliente también pueda vérsela puesta antes de crearla en el metal y con la piedra o piedras que el cliente haya escogido.

A partir de ahí, el proceso de creación consiste en trabajar la piedra de acuerdo a las necesidades concretas de esa joya, por ejemplo, con gemas pulidas hay que dar forma mediante un proceso denominado lapidación, que se trata de cortar la piedra, devastarla, tallarla y pulirla.

Podemos querer crear piedras planas o curvas, siendo estas últimas las que más efectos ópticos permiten crear.

Como nuestros lectores podrán imaginarse, según el tipo, tamaño y forma de la piedra, la joya tendrá un aspecto completamente diferente, aunque se trate del mismo tipo de joya y del mismo material.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Mas información.